Importar un coche del Reino Unido tras el Brexit

La salida del Reino Unido de la Unisón Europea, lo que todos conocemos como Brexit, ha supuesto muchas dudas sobre cómo importar un coche tras la firma de las medidas que se hicieron efectivas el pasado 1 de enero de 2021, y que han supuesto una frontera con el resto de Europa.

Ello trae sus consecuencias para el mercado europeo y por tanto en la importación de vehículos. A partir de ahora, todas mercancías estarán sujetas a supervisión y un control aduanero, lo que supone un incremento en los precios.

¿Cómo afecta el Brexit en la importación de los vehículos desde Reino Unido?

Desde la firma del acuerdo del Brexit, a efectos de importación de un vehículo, hoy por hoy, Reino Unido, es un tercer país. Ello implica, que a partir de enero de 2021, se debe completar una declaración de aduanas al exportar mercancías, al igual que al resto del mundo de países fuera de la UE. En este artículo te explicamos la diferencia que existe entre importar un coche desde la UE o de fuera de ella.

Importar un coche del Reino Unido tras el Brexit supone un incremento económico para la importación. Los coches pagarán más impuestos al ser exportados e importados de Reino Unido y existe una serie de trámites a realizar durante el proceso de importación, que en el caso de ser dentro de la Unión Europea, no sería necesario:

Despacho de aduanero

Al establecerse una frontera entre países, se debe formalizar una serie de trámites necesarios en la aduana, tanto en la entrada como en la salida.

Pago de aranceles

Actualmente supone un incremento en precio de un 10 % en concepto de tasas arancelarias.

Pago de IVA en país de destino

Se pagará IVA en país de destino un  21 % en el caso de España.

Certificado de homologación

Un tema muy importante a tener en cuenta es que los coches de Reino Unido no podrán venderse en la UE sin haber sido previamente homologados. La mayoría de los coches, y sobre todo los ingleses, debido al cambio de volante, no disponen de homologación europea válida.

Deben por tanto, pasar una homologación, que certifique su seguridad, emisiones y características técnicas. Esta homologación será individual para cada vehículo.

Excepciones en el pago de tasas por importación 

Matriculación por cambio de residencia

En caso de un cambio de residencia se podrá matricular el coche en España y ahorrarse el pago de aranceles IVA y gastos en matriculación.

En este artículo, se explica con claridad cómo matricular un vehículo por cambio de residencia. Si se puede justificar y documentar un traslado de residencia, se puede optar a una serie de beneficios, durante el proceso de importación y matriculación.

Acuerdos bilaterales

Como siempre y más en estos casos, hay excepciones y/o acuerdos bilaterales entre países como sucede con Europa-México, Europa-Marruecos o Europa-Suiza, entre otros. Estos pactos, permiten eximir del pago de aranceles a ciertos vehículos, para los que se justifique unos requisitos de origen específicos. Es el denominado certificado EUR1, que cada país expide como prueba de origen y que permite beneficiarse de tasas de aranceles, pero son casos muy puntuales los cuales hay que estudiar individualmente.

Consecuencias del Brexit en el mundo de la automoción

Muchos de los coches que vemos a diario en carreteras españolas, provienen de las fábricas de Reino Unido. Otro efecto del Brexit que se notará, será el incremento de los precios en el mercado nacional en la venta de coches de marca inglesa. Modelos como pueden ser el caso de Aston Martin, Honda Civic, Range Rover Evoque, Mini, Nissan ,Opel astra o Toyota Corolla entre otros, podrían verse afectados por una subida de sus precios debido al pago de tasas aduaneras.

Como vemos el Brexit, no supone más que una frontera más entre países, más controles y más trámites por tema de aduanas, algo que ya conocíamos de otros países.

Deja un comentario