Diferencias entre importar un coche de cualquier país de Europa y de fuera de Europa

A menudo, cuando hablamos con los clientes, les tenemos que explicar las diferencias entre importar un coche de cualquier país de Europa y de fuera de Europa. Ya que no es lo mismo comprar un vehículo dentro de la UE, que traerlo de otros países de fuera, cómo puede ser por ejemplo Emiratos Árabes, Estados Unidos, Canadá o México.

Esto es normal, porque lógicamente el comprador no es experto y no tiene por que saber las diferencias de uno u otro procedimiento.

Todo coche comprado dentro de la Unión Europea es Tránsito Comunitario

Grosso modo hay que destacar, que cuando se compra un vehículo en cualquier país europeo, técnicamente no es una importación sino que se denomina tránsito comunitario.

Si compramos un coche en Francia y lo traemos para España, tendremos que pagar los impuestos correspondientes a la matriculación en el país de destino. No habrá que pagar impuestos relacionados con la importación, como el DUA o los aranceles, como en el caso de países de fuera de Europa.

Es lo mismo que si compramos cualquier otro bien o producto en Europa, en el cual no tenemos que pagar ningún impuesto adicional. Lógicamente, en el caso de los coches al legalizarlo en el país de destino puede que haya que pagar unas tasas. Estas tasas, son las mismas que pagaría cualquier vehículo nacional, como por ejemplo la ITV.

Cualquier coche comprado de fuera de Europa es una importación

Diferencias entre importar un coche de cualquier país de Europa y de fuera de Europa Si traemos un coche de algún país no perteneciente al Espacio Económico Europeo (por ejemplo México, Emiratos Árabes o Estados Unidos), SÍ hay que pagar los impuestos correspondientes a esa importación. Al igual que ocurre cuando importamos cualquier otro producto que se compre fuera de nuestro país. Estamos hablando de pagar impuestos como son por ejemplo del DUA, aranceles (suelen ser un 10%) e IVA del país de destino (en el caso de España 21 %).

Hay algunas excepciones que se dan cuando traemos coches de países no europeos que tienen acuerdos comerciales con Europa, cómo puede ser Suiza o Andorra. En estos casos concretos, si el vehículo cumple para poder ser catalogado como Euro 1, tendrá exenciones en el pago de determinados impuestos o aranceles.

En el caso de los vehículos no europeos, tienen que cumplir con la normativa europea de emisiones y contaminación. Algo que la mayoría de las veces es muy complicado salvo que sean vehículos muy antiguos o muy nuevos.

A modo de resumen, diríamos que los coches europeos solamente pagan los impuestos de matriculación en cada país de Europa. Mientras que los coches de fuera de Europa tienen que pagar impuestos de importación.

Matrícula Europa

Si estas pensando en importar un vehículo y sabiendo las diferencias entre importar un coche de cualquier país de Europa y de fuera de Europa fuera de Europa y necesitas ayuda,no dudes en leer el artículo de cómo importar de forma segura para hacer de la importación una compra segura.

Quiero importar un coche

 

Deja un comentario